Recomendaciones importantes

  • Nuestros modelos están pensados para momentos donde se pueda ejercer una vigilancia activa intensa, pues un cambio en las condiciones del mar, podrían desprender de su agarre al RUIXO. Hay que tener en cuenta, que en caso de que esto sucediera, de forma inmediata el rezón buscaría otro resalte donde volver a agarrar.

  • No arrojar el Ruixó sobre las rocas de la superficie para evitar la posible deformación de los brazos al impactar contra ellas.

  • Llevar siempre a bordo gomas de recambio tanto para sustituir a las dañadas como para reforzar la potencia de agarre. Si no se disponen, provisionalmente se podría usar cualquier goma elástica, como las de cámara de bicicleta o moto, mientras espera recambios.

Se puede incrementar la potencia de agarre con la anexión de más gomas hasta adecuarla a las condiciones necesarias para la actividad.